Maria Jesús.

boton-de-youtube-1
instagram

Soy María Jesús y soy ludópata en rehabilitación desde hace 5 años y 10 meses.

 

En esta ocasión os voy a contar como mi vida pasó de ser un infierno, a convertirse en una vida casi plena y, a mi modo de ver, conseguir tener una calidad de vida más que aceptable.

 

En mi época de jugadora mi vida se basaba en intentar conseguir dinero por todos los medios para ir a jugar; no prestaba atención ni a mi marido, ni a mi hijo recién nacido.

 

Hace ya más de 5 años ingresé en AJUPAREVA, y desde que llegué mi vida cambió. Dejé de mentir y me hice una promesa: NO VOLVER A REALIZAR NADA QUE PONGA EN PELIGRO A MI FAMILIA, tanto física como psicológicamente.

 

Mi hijo, mi marido y yo hemos creado un equipo, en el que cada uno tiene su función y poco a poco nos estamos rehabilitando todos, ya que en esta pequeña familia tenemos un poco de todo, LUDOPATIA, FOBIAS, TDAH… pero todo con ESFUERZO SE SUPERA.

 

Y a mí, madre mía, en estos casi 6 años me ha pasado de todo: hace ya 4 años sufrí un ictus, que me paralizó todo el lado derecho del cuerpo; con rehabilitación y mucha TENACIDAD me he recuperado casi por completo.

 

Referente a mi ludopatía, hoy por hoy, no se me pasa por la mente jugar, tengo mucho que perder, a lo más importante: MI FAMILIA. No quiero jugar, soy libre, estoy contenta con mi vida y a día de hoy soy FELIZ, estoy TRANQUILA, podemos mejorar, pero los tres lo vamos a conseguir.

 

La rehabilitación me ha proporcionado calidad de vida, tanto a mí como a mi marido y a mi hijo.

 

Por último quiero dar las gracias en primer lugar al Dr. Bombín, por su dedicación y su abnegación para los enfermos y los familiares de la asociación; en segundo lugar a Sandra nuestra psicóloga; gracias a ella mi familia está unida y feliz; a los enfermos y familiares de AJUPAREVA, por tener siempre la palabra amable o no tanto, pero justa para ayudarnos a salir, y por supuesto a Nacho y Dani, que son mi razón para vivir.

 

¡GRACIAS!

Testimonio de una enferma.