Cómo arruinarse con el juego a los 15 años

Los bolsillos. Los bolsillos son el punto débil de Javier, el único indicio visible de la terrible historia que este chaval de 19 años, alto, guapo, sanote, ojos azules y sonrisa seductora esconde dentro. Los bolsillos de Javier siempre están vacíos, desoladoramente vacíos. Ni una triste moneda tintinea en ellos, no contienen el más mínimo rastro de calderilla.

 

Artículo completo

Ajupareva