La Justicia ampara a un cartero ludópata que retenía envíos

El trastorno que padece el profesional impide que se le pueda atribuir la culpabilidad por sus actos.

Una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha ha declarado improcedente el despido de un cartero de Correos ludópata que retenía envíos postales de tarjetas bancarias de clientes. El tribunal considera que, aunque los hechos son graves, la sanción disciplinaria impuesta por la empresa no puede conllevar el despido, ya que su trastorno ludópata impide que se le pueda atribuir la culpabilidad por sus actos.

 

Artículo completo

Ajupareva