POR QUÉ ERES INCAPAZ DE HABLAR SOBRE LA ADICCIÓN DE ALGUIEN CERCANO?

Silencio, disimulo, excusas, tópicos y evasivas, es aquello a lo que recurres cuando te preguntan por ese familiar, amigo o pareja, que sabes que se encuentra de cualquier forma menos de la que respondes:

Está bien, sin novedades.

No. No se encuentra bien en absoluto.

Es un adicto, y tiene problemas que no solo le afectan a él, sino a todos los que estáis a su alrededor.

Posiblemente acabas de discutir con esa persona por vigésima vez, estás desesperado y empiezas a creer que nada cambiará, te estás tragando las lágrimas y las ganas de hablar de lo impotente que te sientes.

Desde luego que te vendría bien tener una de esas conversaciones sanadoras con alguien, relajarte y hablar sin tapujos sobre cómo te sientes en ese momento y lo que tienes que soportar cada día. Llorar incluso, o abrazar a esa persona y sentir, por un momento, algo de alivio.

 

Artículo completo

Ajupareva