«La ludopatía no es un vicio»

Las nuevas tecnologías han supuesto un incremento en los problemas de ludopatía, pero esta enfermedad es ya conocida por multitud de pacientes que acuden a Acojer para poner fin a su problema. Este es el caso de Tomás Ramírez , un ludópata rehabilitado que recuerda cómo fue la primera vez que jugó a las máquinas tragaperras. «Yo fui a comprar tabaco pero me confundí de máquina y eché el dinero en la que no era, que me dio 5.000 pesetas. Ahí comenzó mi ruina» apunta Ramírez.

 

Artículo completo

Ajupareva