Italia quiere vetar las tragaperras

Las tragaperras de los bares y estancos podrían tener fecha de caducidad en Italia después de que el primer ministro, Matteo Renzi, anunciara en una entrevista con la revista ‘Vita’ que su Gobierno piensa prohibirlas en estos establecimientos. El país contaba a finales de 2015 con 418.000 de estas máquinas repartidas en más de 83.000 comercios, que facturaron la friolera de 25.900 millones de euros en el último año y con las que el Estado recaudó 3.300 millones. La ludopatía constituye un grave problema social entre los italianos, con alrededor de 800.000 personas con una fuerte dependencia. Los más vulnerables son los menores: el 41% de los chicos de 15 a 17 años y el 30% de las muchachas de esa edad son aficionados a los juegos de azar, principalmente apuestas deportivas a través de sus teléfonos móviles. Se calcula que el 14% de ellos corre riesgo de caer en la adicción.

 

Artículo completo

Ajupareva