La recaudación fiscal de la Junta por el juego crece por primera vez desde antes de la crisis.

Casinos, bingos y máquinas recreativas dejaron en los seis primeros meses del año pasado 31,37 millones de euros en las arcas públicas de la Junta en concepto de tasa sobre el juego, una cantidad que supone el 11% más que un año antes y el primer incremento desde antes de la crisis. El récord de recaudación se produjo en Castilla y León en el año 2007 con 98,5 millones.

 

Según explica la Consejería de Economía y Hacienda, en los últimos años se ha producido una evolución negativa en la tasa por máquinas o aparatos automáticos, «cuyo censo ha disminuido un 13,95%, al pasar de 16.905 a 14.546, entre diciembre de 2006 y diciembre de 2015».

 

Artículo completo

Ajupareva