PROGRAMA FEJAR MUJERES

Once mujeres con problemas al juego de FECYLJAR participan en el I Encuentro de Mujeres que Conviven con la Ludopatía y Familiare

La Federación Castellano y Leonesa de Jugadores de Azar Rehabilitados, FECYLJAR, a través de 11 mujeres socias con problemas al juego han participado hoy en el I Encuentro Nacional de Mujeres que Conviven con la Ludopatía y Familiares “Juntas lo Superamos” organizado por la Federación Española de Jugadores de Azar Rehabilitados, FEJAR.

Este encuentro, que se enmarca dentro del programa de sensibilización para mujeres que conviven con la ludopatía, ha contado con la asistencia online de 60 mujeres de España y ha sido un evento donde se ha reflejado la realidad con la que convive este colectivo y se ha escuchado la voz de mujeres enfermas y de mujeres familiares que han aportado sus experiencias.

MUJER LUDOPATA AJUPAREVA

Desde la organización han apuntado que gracias a este encuentro las mujeres han creado un espacio de fortalecimiento y de empoderamiento. “Cercano y motivador, solo para nosotras. Donde nos hemos hecho cargo de nuestra situación y también hemos demostrado que sabemos luchar con todas las armas que tenemos para encontrarnos bien”.

Las actividades que se han llevado a cabo han sido un monólogo con Pamela Valenciano “Si es amor, no duele”; un taller con Lilian Ramis “Re-conociendo mi sexualidad” y  la exposición de Pilar Simón “Cómo fortalecerme”.

Castilla y León

Las 11 mujeres que han representado a Castilla y León han coincidido que estos espacios son una ayuda psicológica esencial para ellas porque la mujer aún tiene un doble estigma muy diferenciado. Por un lado lo que conlleva ser ludópata y por otro el de ser mujer. “Incluso el apoyo emocional que a nosotros nos prestan es inferior al que se da a los hombres. Nadie quiere admitir que su mujer, hermana o madre son adictas al juego”, matizan desde la federación regional.

Además, apuntan que las mujeres ludópatas acceden por primera vez al juego por causas muy diversas a la de los hombres. “Nuestras motivaciones son muy distintas. Jugamos por soledad, porque tenemos sentimiento de abandono o nos queremos evadir de la rutina” explican desde FECYLJAR, pero también hay otros motivos como el propio aburriendo o la necesidad de creen que tienen control sobre ciertas situaciones.

Según FECYLJAR en Castilla y León a lo largo de 2019 el número total de mujeres ludópatas representaba casi el seis por ciento de los enfermos, frente al 94 por ciento de pacientes masculinos.

Por otro lado, cabe destacar que una de las entidades que pertenece a FECYLAR, AJUPAREVA ha sido acreditada como entidad para la Igualdad de Oportunidades por la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades de la Junta de Castilla y León.

Ajupareva