Mujer ludópata AJUPAREVA

AJUPAREVA insiste en normalizar el estigma social de las mujeres ludópatas

 

  • Desde enero y hasta la fecha, AJUPAREVA ha atendido a seis nuevos ingresos de mujeres con adicción al juego y otras dependencias.
  • Asegura que hay un juicio y una mirada mucho más reprobatoria con respecto de la acción de juego.
  • Hoy ha celebrado una charla con mujeres presas en el Centro Penitenciario de Valladolid.

 

Valladolid, 30 de julio de 2021.La Asociación de Jugadores Patológicos Rehabilitados de Valladolid, AJUPAREVA, ha celebrado esta mañana un encuentro con un grupo de mujeres que se encuentran cumpliendo condena en el Centro Penitenciario de Valladolid.

El objetivo de dicho acto ha sido explicar la ludopatía vista desde el prisma femenino y “hacerles ver que las características de esta adicción son muy diferentes entre hombres y mujeres” ha matizado la psicóloga de la entidad, Sandra Cuevas, quién ha explicado que las motivaciones a la hora de jugar son muy distintas. “Ellas juegan porque se sienten solas, incluso porque tienen un sentimiento de abandono. También muchas de ellas quieren evadir su rutina y su aburrimiento, y en otros casos necesitan creen que tienen control sobre ciertas situaciones”.

Respecto al estigma social al que las mujeres ludópatas deben enfrentarse, Cuevas ha contado que por desgracia es mucho mayor. “Socialmente hay un juicio y una mirada mucho más reprobatoria con respecto de la acción de juego” además, sienten una gran presión si son madres o hijas “porque ella siente que ha descuidado el cuidado de sus hijos o padres”.

Desde AJUPAREVA son conscientes de que hay que trabajar con un estigma mayor, con una red más deteriorada, con un abandono mayor… Por ello en la charla también se ha profundizado en los factores de prevención de la ludopatía más determinantes como son trabajar el autocontrol; fomentar la autoestima, “aprender a tolerar la a frustración y desarrollar las habilidades, como la asertividad o aprender a decir no” ha concluido la psicóloga.

Según datos de la asociación, desde enero y hasta la fecha de hoy se han producido un total de tres nuevos ingresos de mujeres ludópatas con edades comprendidas de 32, 36 y 47. Pero además, también han acogido a otras tres mujeres de 40, 47 y 60 años con otras adicciones.

Ajupareva