foro internacional fecyljar

La familia, políticas de protección, responsabilidad empresarial y rehabilitación con formación, aspectos esenciales para tratar al nuevo ludópata

  • FECYLJAR ha celebrado su I Foro Internacional con gran éxito y ha contado con la asistencia de más de 140 personas de todo el mundo.
  • Expertos apuestan por “una mirada más compasiva” hacia la mujer por los estigmas que se le añaden, por ser mujer y ludópata.
  • Califican a la adicción al juego y TIC como una epidemia entre los jóvenes, cuya vacuna se administra con políticas de juego y programas de prevención.

 La Federación Castellano y Leonesa de Jugadores de Azar Rehabilitados, FECYLJAR, ha celebrado de manera virtual el  “I Foro Internacional Adicciones: Juego y TIC” donde a través de cuatro expertos en adicciones se han clarificado cuál es la situación de la ludopatía en estos momentos actual de pandemia y hacia dónde avanza el perfil del ludópata. Destinado a profesionales del ámbito sanitario y psicológico, el foro ha congregado a 140 personas y ha contado con la coorganización de la Junta de Castilla y León y el patrocinio del Colegio de Psicólogos de Castilla y León y de la Federación Española de Jugadores Rehabilitados, FEJAR.

Los expertos han precisado que aunque aún es muy pronto para entender de una manera clara, concisa y objetiva los “daños colaterales” de la pandemia en adicciones como el juego o TIC, ya sí se vislumbrar importantes cambios en ciertos hábitos y  perfiles de los ludópatas.

El Foro ha comenzado con la participación de la doctora en psicología y profesora en la Universidad de Deusto, Ana Estévez, que ha incidido en el estigma de la mujer ludópata. Por desgracia es mucho mayor porque socialmente hay un juicio y una mirada mucho más reprobatoria con respecto de la acción de juego. “Siente de que en alguna manera si esa mujer ha sido madre, ha descuidado el cuidado de sus hijos o de los padres… Por lo que siempre de alguna manera hay que trabajar con un estigma mayor, con una red más deteriorada, con un abandono mayor… también en ese sentido esas mismas temáticas, seguramente y con toda probabilidad, no se manifiestan de la misma manera que con los hombres, porque con los hombres no se habla tanto en los grupos en aspectos de género como pueden ser la parte de cuidado”.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Por tanto, la sociedad necesita es eliminar el estigma asociado con la mujer porque es lo que provoca un daño mucho mayor. Es fundamental, ha precisado Ana Estévez, “que el trabajo sea de una mirada más compasiva hacia la mujer. Entender la dificultad que tiene, y creo que el extra de trabajo y de exigencia que tiene en nuestra sociedad”.

En la segunda charla ha participado la psicóloga argentina, Débora Blanca, que a través de varias situaciones de ficción ha narrado los problemas de los ludópatas en plena pandemia. “Lo que no hay duda es que la pandemia va a dejar marcas. Es de ese tipo de traumas que ocurren en ciertos momentos de la historia de la humanidad. “Lo que tenemos que pensar los profesionales de la salud mental es qué podemos hacer para seguir informando, concienciando, haciendo prevención de estos efectos y saber cómo podemos orientarlo para decírselo a nuestros políticos, con mayores responsabilidades hacia la protección de la salud de la ciudadanía, a la industria del juego con una mayor responsabilidad empresarial y finalmente a la familia, que aporta su responsabilidad y compromiso,” ha precisado Blanca.

Respecto al nuevo perfil apunta más bien a un público joven, con educación, con un nivel económico estable y adicto online, aunque seguirá habiendo gente mayor que juega físicamente “pero creo que todo lo que es presencial va a mermar, efecto de la pandemia, desde luego. Y ofrecerán sustitutos de manera virtual y habrá personas que tomen eso, y otras que no”.

Seguidamente, el catedrático de Psicología Básica de las adicciones de la Universidad de Valencia, Mariano Chóliz, se ha centrado en la adicción a las TIC que ha calificado como una epidemia en los adolescentes, cuyo virus es el juego y cuya vacuna  puede administrarse por dos cauces, a través de políticas de juego y con programas de prevención.

Además,  en lo que respecta al confinamiento y sus consecuencias para los adictos, ha matizado que “ha podido ser una oportunidad y puede que hayan tomado la decisión de abandonar el juego en unas condiciones favorables. Lo que no sé hasta qué punto esto se ha conseguido” ha asegurado.

Por el contrario, el juego online se ha seguido promocionando, con la única excepción de las apuestas durante el tiempo en el que estuvieron prohibidas las competiciones deportivas. No obstante, y a tenor de los datos de gasto en juego online parece que ha seguido la misma tendencia creciente.

Finalmente, el director técnico de FEJAR, Juan Lamas, ha ahondado en los beneficios de una adecuada rehabilitación. Bajo su experiencia y después de 30 años trabajando en conductas adictivas y en el trastorno por juego, la mayor diferencia radica en la rehabilitación como concepto de superación, que actualmente tiene una carga de formación mucho mayores que hace unos años “En los años 90 o 2000 el objetivo era solo, y no es poco, la abstinencia a todo tipo de juego y en estos momentos manteniendo ese objetivo incorporamos una formación a todos las personas que incorporan razonamientos y fundamentos para mantener esa disposición y que provocan que la decisión final de estas personas este no solo fundamentada en una actitud visceral de rechazo sino en una decisión racional y fría en la cual saben valorar la posición que ocupan y por lo tanto la firmeza de su planteamiento” ha concluido Lamas.

Ajupareva